Claudia Capurro vive en un mundo sereno y colorido, fuera del torbellino incesante de la vida actual. En él se respiran serenidad e inocencia, aunque no falte alguno que otro vehículo que pasa de tanto en tanto por las calles tranquilas. Los edificios son sencillos, dominados por una iglesia tan acogedora como las casas, sencillas, de colores tan simples como los de los demás edificios. Aunque vivos y alegres, no son chillones sino felices.
Los habitantes no son menos amables, bien de pueblo, como el que habitan. Todo el universo de Claudia es llevado al lienzo con una inocencia cálida que solo una artista sincera puede manejar con acierto, con una habilidad que solo quién siente de verdad logra conseguir.

por "Alfredo Cernadas"

Exposiciones

SEPT 15 | OCT 09 Mercedes Pinto Arte Contemporáneo Arroyo 889, Local 19, Paseo Arroyo más info

Querés obtener más información?